PDF

Palabras clave

Variabilidad climática
cosecha de agua
Chaco húmedo
déficits hídricos.

Cómo citar

Hämmerly, R., Cristanchi, M. A., Ignacio M. Cristina, Basán Nickisch, M., & Valiente, M. (1). Escenarios hidrológicos fluctuantes en una región húmeda y su relación con la disponibilidad de agua: Fluctuating hydrological scenarios in a humid region and its relation to water availability. Aqua-LAC, 10(1), 142-153. https://doi.org/10.29104/PHI-2018-AQUALAC-V10-N1-13

Resumen

Las actividades productivas vinculadas al desarrollo de cualquier región siempre están ligadas a la disponibilidad de agua. Tener acceso a la misma en el momento requerido resulta clave para concretar un crecimiento sostenible. Las necesidades para agua potable, riego, ganadería, industrias y otros usos, podrían ser satisfechas en la medida que el agua, ya sea superficial o subterránea esté disponible, pueda aprovecharse, sea de calidad y cantidad suficiente y se suministre con equidad. En Argentina una tercera parte del país es húmedo y sub-húmedo, sin embargo no garantiza satisfacer las demandas durante todos los meses del año. Evaluar la variación espacio temporal de los déficits y excesos hídricos de una región, es el punto de partida de una gestión exitosa que permita revertir los problemas originados por la estacionalidad de las precipitaciones. Esto se logra mediante estudios estadísticos de lluvia y la ubicación de las estaciones, o incluso con el uso de índices que indiquen la estacionalidad en el ciclo anual de las precipitaciones. Existe un conjunto de medidas que se pueden adoptar para mitigar los excesos o déficits de agua. En general son acciones que comprometen al estado, pero también requieren del compromiso de los afectados y las poblaciones, en pos de lograr un manejo eficiente y sustentable del recurso. El objetivo de esta contribución es poner en evidencia que la vulnerabilidad a la escasez de agua no se limita a las regiones caracterizadas climáticamente como áridas y semiáridas. Se presentan aquí dos casos prácticos en los cuales se requieren medidas estructurales y no estructurales para llevar a cabo una gestión si no exitosa, al menos que cumpla con la demanda primordial del recurso hídrico. Un caso en la provincia de Formosa, donde la cantidad de agua no es suficiente para cubrir la demanda de agua potable a poblaciones y el otro, en la provincia de Santa Fe, donde las pérdidas por falta de agua hacen inviable la actividad ganadera.

https://doi.org/10.29104/PHI-2018-AQUALAC-V10-N1-13
PDF